Category: Sin moraleja. Curiosidades.

Curiosidades varias y/o reflexiones FRIKIS.

Matrix, Nivel 13… ¿ciencia ficción o futuro?

Matrix, Nivel 13… ¿ciencia ficción o futuro?

  • Una de las primeras proyecciones de cine de los hermanos Lumière fue un tren viniendo hacia la cámara al llegar a la estación (“L’arrivée d’un train en gare de La Ciotat“). Los espectadores, que todavía prácticamente no conocían lo que era el cinematógrafo, se asustaban cuando veían a la locomotora abalanzarse sobre ellos. (se ve muy bien, por ejemplo, en la peli de “Drácula, de Bram Stoker” de Francis Ford Coppola).
    Tren hermanos Lumiere - lejos Tren hermanos Lumiere - cerca

~~~~~~~~

  • Con la llegada de los primeros televisores (primero en blanco y negro, y luego con el famoso Technicolor) los más viejos seguían asomandose detrás de la tele y preguntando “¿esas personas están dentro de la televisión?“.
    –> El hecho de llegar al preguntarse si es real algo que te parece imposible (que haya gente diminuta dentro de la caja) son las primeras muestras de a donde quiero ir a parar con esta entrada: si no se conoce, se puede llegar a confundir realidad e imagenes ‘virtuales’.

~~~~~~~~

  • En las películas en 3D (y no hablo solo del 3D estereoscópico con gafas polarizadas tan de moda desde hace unos años, sino desde las proyecciones en 3D anaglífico con gafas de cristales rojo y verde/azul), desde siempre, la gente, la primera vez que lo experimenta, estira los brazos para intentar tocar los objetos o cubrirse de ellos y esquivarlos.

~~~~~~~~

  • Un ejemplo aún casi desconocido de aplicación del 3D es la ‘CAVE’ del CeDint de la UPM en pozuelo: el primer centro de realidad virtual de europa ¡de 5 caras! (es una sala en forma de cubo con proyecciones en tres de sus paredes, suelo y techo). Cuando entras allí puedes moverte (mide unos 3×3 metros) y mirar en todas direcciones.  Unos sensores en tus gafas hacen que la imagen se mueva conforme giras la cabeza para dar la sensación de profundiad según donde mires. Además, para suplir la limitación de espacio, con un mando puedes avanzar por el escenario que estés visualizando.

¿Cuál es una de las aplicaciones de esta ‘cueva’ y por qué la menciono y describo aquí?

Pues resulta que uno de sus posibles usos sería la lucha contra fobias como el vértigo: uno de los escenarios programados era una altísima estructura de metal a la que subías en ascensor (ibas viendo el horizonte bajar y el suelo alejarse) y, desde allí, tenías que asomarte a una barandilla y, en un momento dado, saltar al vacío.

Tuve la suerte de poder probarlo en una visita de la universidad y la sensación es espectacular: te da sensación de vértigo real y, cuando te hacen caer, notas un pequeño escalofrío de susto y flexionas la piernas (no sólo yo lo hice ;)).

Y la razón de contarlo aquí es que ¡todo esto lo experimentabas aún sabiendo que no es real!
¡Imagina entonces lo que sentiría alguien que no sepa que no es real; alguien que, como en los ejemplos anteriores, dudase de sus sentidos ante esas situaciones desconocidas!

(Para este caso de la ‘CAVE’, imagina que a alguien nunca haya visto una textura de videojuego ni nada parecido, le metieses allí sobre una silla de oficina fingiendo que, al moverse el escenario, lo que está ocuriendo es que le llevas rodando).

~~~~~~~~

  • Otra forma ‘virtual’ de combatir las fobias (por ejemplo las fobias a arañas, ratas, cucarachas…) es el uso de Realidad Aumentada. La RA consiste básicamente en que una cámara graba la realidad; y ,por ordenador, se añaden automáticamente al vídeo elementos (en este caso insectos) que interactúan con los objetos reales. En el caso de la fobia, el paciente se pondría las gafas y, a través de ellas, vería su escritorio real ¡pero plagado de bichos!
    http://www.publico.es/ciencias/362276/realidad-virtual-para-curar-el-miedo

    — Cuando los pacientes se someten a terapia con realidad virtual, ¿no se dan cuenta de que es falso?
    .
    A los 30 segundos de ponerse las gafas y el casco, para ellos lo que están viendo en pantalla es real
    Imagen de lo que ve la paciente: su mesa llena de cucarachas

“Si tuvieras un sueño que pareciese muy real y no pudieras despertar de ese sueño, entonces ¿cómo lo diferenciarías de la realidad?” (Morfeo, Matrix).

~~~~~~~~

Y con este último ejemplo llego ya a la conclusión de mi argumentación 😉 :

  • Como ya vaticinó Gordon Moore en su famosa Ley, y como hemos comprobado en estas 2 últimas décadas, la velocidad a la que han mejorado los gráficos y la capacidad de procesamiento de información de los microprocesadores, prácticamente se ha duplicado cada par de años. Basta con ver, por ejemplo, los videojuegos de hace 20 años y los de ahora:
videojuego de 1988 (Basketball - Atari) videojuego del 2008 (Assassins Creed - PS3)
padre de Beowulf (2007) (digitalización de Anthony Hopkins)

.

La capacidad de almacenamiento ha evolucionado incluso más rápido aún: el primer PC que hubo en mi casa tenía 640Kb de memoria RAM, los de ahora tienen varios Gb (100.000 veces más); a principios de los ’90 la única forma de transportar información eran los diskettes con sus 1,4Mb de capacidad, ahora hay pendrives de más de 32 Gb y discos duros externos de 1Tb (1 TeraByte = 1.000 Gb = ¡1.000.000 de Mb!).
.
La prueba más increíble de esta ingente capacidad de almacenamiento que  tenemos actualmente es el hecho de que una empresa mantenga en sus servidores millones y millones de fotos ¡del planeta entero! ¡palmo a palmo!. Aplicaciones como “Google Earth” y “Google Street View” eran inimaginables hace 20 años.

.

Mi hipotesis de esta entrada es, por tanto, que en un futuro no demasiado lejano sí será factible desarrollar y acceder a él con realidad virtual una réplica completa del Mundo.

.

“¿Qué es real? ¿lo que puedes ver, tocar, olear y saborear? entonces lo real podrían ser señales eléctricas interpretadas por tu cerebro” (Morfeo, Matrix)

Resulta que interpretar señales eléctricas recibidas de nuestro cerebro y poder enviarle otras ¡ya se hace! (lo que pasa que por ahora son a pequeña escala y de una en una). Los brazos biónicos funcionan de ese modo: tu cerebro manda la orden de mover un músculo (que puedes no tener) y la convierten en señal electrica para un brazo o mano robot. Y a la inversa ocurre algo parecido: la presión y temperatura (tacto y sensaciones) que detecten los sensores de los dedos robóticos se envía a los músculos (del ‘muñón’) a los que esté conectado, y éstos envían esa información al cerebro.
( http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/science/newsid_7115000/7115813.stm )

.

¿En el futuro podríamos tener a nuestra disposición simulaciones de la realidad al estilo de las películas de “Matrix” y/o “Nivel 13”?
Yo digo que ¡claro que puede ser! 😉

Paradojas temporales del cambio de hora

Paradojas temporales del cambio de hora

Esta entrada, al contrario que las demás del blog, no es ninguna crítica social, ni contiene pensamientos sobre moral o justicia. Es sólo una reflexión curiosa y diverida sobre las implicaciones de los cambios de hora. 😉

La noche del sábado 24 al domingo 25, para aprovechar las horas de luz, cambiaron la hora (al horario de verano). A las 2 pasaron a ser las 3.

Al hacer estos cambios siempre la madrugada del sábado, la mayor parte de la gente está o durmiendo o en bares y apenas les afecta. Simplemente, (al ser el día siguiente festivo), cuando se levanten será una hora ‘más tarde’ y/o les parecerá que los locales cierran una hora ‘antes’.

Sin embargo, para la gente que trabaja de noche estos cambios de hora sí son importantes: por ejemplo, este sábado quien tuviese turno de noche trabajó una hora menos; porque después de la 1:59 llegaron las 3.

.

El cambio de hora al horario de verano sólo provoca que se duerma o trabaje menos y que las cosas que suceden entre la 1:45 y las 3:15 parezca que han durado más (viajes en tren o avión, tiempos esperando, operaciones quirúrgicas, ¿sexo?…)

Pero el cambio que realmente provoca “paradojas temporales” es el contario, el de horario de verano a horario de invierno, el que hace que cuando lleguen las 3:00 haya que volver a poner los relojes en las 2:00. Porque durante ese día ¡son 2 veces las “dos y media” de la mañana! (las 2:30 primeras, y las 2:30 de por haber cambiado la hora 1h hacia atrás). Y eso provoca, por ejemplo, que a una misma hora (las 2:30) puedes haber estado en 2 lugares distintos. 😉

Y yo me pregunto…

¿Qué pasa con las cosas un poco oficiales (nacimientos, defunciones, multas…) que suceden entre las 2 y las 3 de ese día?

Podrían darse casos super raros-curiosos, jeje –>

Imaginemos que la guardia civil pone a las 2:50 una multa por exceso de velocidad a un hombre. Y que 20 minutos después (a las 2:10, por tanto) el hombre tiene un terrible accidente que acaba con su vida. Cuando la noticia saliese en los periódicos podría tener un titular así: “Hombre fallecido a las 2:10 excede el límite de velocidad a las 2:50”

.

Imaginemos ahora una historia más feliz: nacimientos en vez de muertes. Una reina va a dar a luz mellizos y se pone de parto hacia las dos de la mañana; finalmente a las 2:55 empieza a salir el primero de los hijos; unos minutos después, a las 2:05, nace el segundo bebé. Cuando se rellene en los formularios pertinentes del hospital los datos, fecha y hora del alumbramiento de cada uno, ¿quién figurará que nació antes?

.

Imaginemos por último y por rizar el rizo, a una persona que tiene un vuelo Madrid-Lanzarote que sale a la 1:45. (La duración del viaje es de unas dos horas y media; es decir, en un día normal llegaría hacia las 4:20 de la mañana hora peninsular). Sin embargo, en nuestro día ‘especial’ del ‘cambio de hora’ la cosa se complica…
El desarrollo de los acontecimientos sería así:

  • 2:00. Despega el avión.
  • 2:30. Lleva media hora de viaje.
  • 2:00. Cambio de hora (3–>2). Lleva una hora de viaje.
  • 2:30. Lleva una hora y media de viaje.
  • 2:55. Lleva 2 horas de viaje.
  • 3:30. Aterriza el avión en Lanzarote, Canarias. ¡Hora local = 2:30!

.

Cómo ahorrar

Cómo ahorrar

A pesar de lo que pudiera parecer por el título, no voy a dar aquí consejos sobre cosas que poder hacer para ahorrar dinero, agua, productos, etc. En lugar de eso, quería daros un consejo sobre cómo mentalizarse y concienciarse para que nos sea más fácil poner de nuestra parte para ese ahorro.

(Sea tu fin “no gastar dinero de más”, o “el bien general de la Tierra”, te servirá igualmente)—>

No damos importancia a la energía y agua que gastamos porque la tenemos sin esfuerzo.

¡Cuánto hemos echado de menos el agua cuando nos la cortan por una avería! ¿verdad?. Como se suele decir “Sólo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena”.

Y el problema es ese: que parece que lo que no nos cuesta trabajo (porque al haber mucha maquinaria y automática detrás, es sólo accionar un botón o palanca), como no hemos hecho esfuerzo, no lo valoramos. Si tuvieramos que ir a una fuente a por garrafas de agua para todo el día, seguro que no derrochabamos tanta (y si la fuente está, como pasa en África y sitios así, a varios kilómetros, ya ni te cuento…).

Pues bien, lo que últimamente pienso, para recordar que debo apagar bombillas, aire acondicionado, ventiladores de techo, agua que corre, etc. es lo siguiente: que lo que moviese las máquinas y aparatos que hacen llegar hasta ti esa agua o electricidad, no es un invento moderno mágico; sino algún amigo o familiar dando pedales con una dinamo, o moviendo arriba y abajo una bomba, etc.

Parece absurdo (y, de hecho, lo es.  jajaja) pero…

Pensando, por ejemplo, que el aire acondicionado es tu ser querido enfriando la habitación con un ventilador acoplado a una bici, es mucho más fácil entender lo que sentiría si, cuando está logrando su objetivo de llegar a 25 grados, dejamos abierta una puerta y hacemos, por tanto, que la temperatura vuelva a 29 y tenga que volver a empezar.

O que esas bombillas que dejamos encendidas por la casa cuando no estamos en una habitación, se alimenten, para seguir luciendo, de la energía que genera ese ser querido de antes, haciendo girar una manivela sin parar. Y que, por tanto, al irnos, le estamos dejando allí generando luz cansandose para nada

Pensar así nos hará valorar lo que tenemos y reparar en esos “pequeños” detalles…

“La Tierra no es un regalo de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos”

(Piensa en esos niños que vendrán y nunca te rindas ni dejes que te venza el pensamiento de que tu pequeño ahorro no pueda influir en un planeta tan grande. Ten en cuenta que, en todo, cada grano de arena cuenta)