Tag: Cuaresma

El experimento Milgram y la empatía.

El experimento Milgram y la empatía.

Este vídeo es una recreación real actual del experimento de Milgram de los 60’s.

Para quienes no tengan tiempo de ver el vídeo ahora, explico el experimento:

Los candidatos, de uno en uno, van al experimento pensando que se está estudiando “el papel del castigo en el aprendizaje”. Allí se encuentran con otro supuesto candidato que es en realidad un actor.

El experimento que cree el candidato que está realizando consiste en que el actor tiene que memorizar unas palabras y, cuando le evalúan, cada vez que yerra, el candidato le da una descarga. Las descargas son cada vez más potentes.

El experimento real que los psicólogos estudiaban es si el candidato era capaz de seguir obedeciendo la orden de dar la descarga a pesar de escuchar al actor (que él cree que es también un candidato como él) gritando y suplicando.

No lo pongo para que digamos “vaya, ¡qué curioso!” y unos minutos después “bueno.. pero no yo nunca me voy a encontrar en esa situación; y, aunque así fuera, yo no haría daño activamente a alguien“.

Para ir un paso más allá de este primer pensamiento y reflexionar sobre si de verdad nunca te encontrarás en esa situación, podemos imaginar lo siguiente:

Un experimento similar pero en el que lo que hicieramos con nuestro interruptor fuese lo contrario: durante un tiempo, proteger o evitar el sufrimiento del que está en el otro cuarto.
¿A que eso ya te suena más a la vida real?
¿cuántas veces, por pereza (me costaría esfuerzo e implicaría un sacrificio en mi forma de vida), por egoísmo (ando muy atareado/a y no tengo casi tiempo para mí; así que menos aún para dedicar a otros), o por desinterés (tengo suficientes problemas como para fijarme y/o preocuparme por los de los demás), dejamos sufrir a gente de nuestro entorno (o de más lejos)?

A lo mejor, efectivamente no te encuentras nunca la situación de hacer daño a alguien con descargas eléctricas; pero el hecho de tener en nuestra mano aumentar o aliviar el sufrimiento de otros, no es tan lejano a la realidad como pensabamos en un principio…

Hoy, 22 de febrero, empieza la Cuaresma. Como digo siempre: al margen de que eso sea “algo de la Iglesia”…, que eso no te haga ignorar esto otro: que el mensaje de la Cuaresma (que en realidad es también el núcleo de la totalidad del mensaje cristiano) es la caridad,  el amor al prójimo y la empatía para con él y ante su sufrimiento.

.

Este experimento demuestra que el entorno y una autoridad que nos impulse a hacer el mal, puede llegar a conseguirlo (el 60% de la gente llegaba a inflingir descargas de potencias que serían letales). Sin embargo también demuestra que en el 40% restante, pudo más la empatía ante el sufrimiento del prójimo a quien no conocían, que su obediencia a esas reglas fijadas o su premio ante el experimento.

¿Estas 100% seguro de que tú formarías parte de ese 40% de ‘héroes‘?

Consigamos ‘entrenarnos’ en el día a día para que así sea.

Esfuerzate, aún cuando más te cueste, en poner en práctica tu empatía hacia los demás.

Ante sus comportamientos recuerda que a veces, “mientras estás viendo con malos ojos una pajita en el ojo ajeno, tú llevas una viga en el tuyo“.  😉

¿”Cuaresma”?? … ¿eso es lo de no comer carne?

¿”Cuaresma”?? … ¿eso es lo de no comer carne?

Es más fácil empezar diciendo “¿QUÉ NO ES?
Hacer el paripé y no comer carne porque unas antiguas normas así lo decían. (pero comer, por ejemplo, ostras).
Sin plantearse por qué se hacía entonces ni por qué lo sigue haciendo la gente.

Antiguamente no comer carne era privarse de casi lo único que podían conseguir para comer. (estaban los que directamente no tenían ni eso, y.., los otros, los que sí podían permitirselo, nada más tenían eso.. no había tanta variedad como ahora)
Por lo tanto no comer carne era un sacrificio.

Ahora bien…, si decimos “OK, no como carne. Compramé mero y caviar”, no tiene sentido. El tema no es “carne sí”, “carne no”; es privarse de algun capricho que, cuando fueras a comerlo (beberlo,fumarlo,usarlo..), TE HAGA RECORDAR el motivo de por qué lo haces.

Y entonces… si es eso lo que tengo que recordar…, dime:
¿Por qué se hace?
¿qué sentido tiene ese sacrificio?
¿son los cristianos masoquistas?

Se ve muy bien con este ejemplo:
¿nunca habeis hecho alguna cosa para aseguraros que no olvidais algo importante? (lo típico de “me ato un cordel en el dedo para que, cuando lo vea más adelante, recuerde por qué lo até”, o “dejo algo metido en mi zapatilla para que, al levantarme, recuerdé lo que pensaba cuando lo metí”, o “cambio algo de lugar para, cuando lo vea donde no es, acordarme”,etc.)

Pues esto es lo mismo:
Este pequeño sacrificio, nos hace NO OLVIDAR…
-a los que lo pasan peor que nosotros o que no pueden comer. (pero ni carne ni ninguna otra cosa).
-a los que a su vez se sacrifican por ayudar a los demás. (Todos conocemos algún caso más cercano pero y si no, los misioneros,etc..)
-y al hombre que más cosas hizo en su vida enfrentandose a todos sólo por defender el bien, a los necesitados y en resumen el amor al projimo, Jesús. (a Él, su mensaje, su vida y, por supuesto, su sacrificio. que el suyo sí fue gordo).

——-
Y para el que haya leido esto con curiosidad, me falta decirle LO QUE SÍ ES la Cuaresma (en plan definición)..:
–> Es el periodo de tiempo de CUArenta días antes de todo lo de La Pasión de Cristo. Por eso lo de no olvidar  por qué y por quienes hizo todo eso…