Comparar no significa equiparar

Comparar no significa equiparar

Casi siempre que alguien hace una comparación entre una cualidad o situación de una persona presente y otra cosa, la persona ‘comparada’ se indigna a la voz de¿Me estás comparando con… tal ?!

Y es que…, si has tenido que preguntar “me estás comparando con…”, eso es que la respuesta es un rotundo ““.

Puede que te hayan comparado con un terrorista, con una mascota, con una profesión… da igual. —>  Comparar no significa equiparar.

Al comparar dos cosas durante un diálogo, muestras sus similitudes (y sus diferencias). Sólo dejando terminar al que habla, sin indignarse y cortarle en cuanto oyes la comparación, podremos entender qué quería expresar.

Pero normalmente la gente no contentos con ponerse a la defensiva sólo con oir la comparación; además, si la respuesta a la obvia pregunta es, naturalmente, un “SÍ”, antes de escuchar qué aspectos son los parecidos, se lo toman como “según tú soy igual que… tal” y se enfadan o indignan.

.

No debería sentarnos mal que nos mencionen en una misma frase junto a algo o alguien que no nos gusta. Sobre todo si no hemos oído la exposición completa.

Como siempre digo.., la verdad y la comunicación con empatía, evitarían muchos de los malentendidos en la relaciones interpersonales y malhumores de la gente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *