Donde haya odio ponga yo amor

Donde haya odio ponga yo amor

Una oración no es una especie de poesía que se lee y su contenido ‘suena’ bonito o profundo. Es mucho más: de cada frase, meditandola despacio, obtendrás la voluntad y fortaleza que tantas veces faltan…

Gandhi decía: La plegaria no es un entretenimiento ocioso para alguna anciana. Entendida y aplicada adecuadamente, es el instrumento más potente para la acción.”

.

Sea uno creyente o no, de esta oración que comparto aquí  a continuación podemos aprender mucho todos

Si nos esforzamos por recordarla a menudo, conseguiremos distinguir en el momento necesario las situaciones en que, ‘mojándonos’, nuestros actos pueden hacer que el mundo cambie a mejor (*).

.

Señor, hazme instrumento de tu paz.
Que donde haya odio, ponga yo amor;
donde haya ofensa, perdón;
donde haya discordia, armonía;
donde haya error, verdad;
donde haya duda, fe;
donde desesperación, esperanza;
donde haya tinieblas, ponga yo luz.
y donde haya tristeza, alegría.

Oh Señor,
que no me empeñe tanto en ser consolado, como en consolar,

en ser comprendido, como en comprender,

en ser amado, como en amar
.

Porque dando (y dándoSE), se recibe
(la recompensa es mucho mayor que el ‘sacrificio’),

olvidándose de sí mismo (Ego, etc.) uno se encuentra a sí mismo (tu YO más auténtico, no la máscara/armadura que te has acabado creando),
perdonando se es perdonado (el perdon no es algo que el que perdona, desde más arriba del perdonado, conceda porque es “bueno” o “generoso”: hay que perdonar de igual a igual desde el amor humilde)
y muriendo a sí mismo (lo de “olvidarse de uno mismo” pero ‘a tope’) se resucita a la vida eterna.

.

(*)= Tal vez el mundo (o nuestro ‘mundo’ cercano) sólamente cambie a mejor ‘una pizca’… Tal vez aparentemente no haya cambiado nada… O puede que simplemente nosotros no veamos esos ‘cambios’. Aún así, ante las tinieblas, deja que brille tu luz; pues los actos de amor NUNCA dejan indiferentes. Nunca caen en el olvido: se puede acabar olvidando el acto en sí, pero no el sentimiento que generó al verlo. Cada grano de arena cuenta.

One Reply to “Donde haya odio ponga yo amor”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *